Gobiernos de Hienas

Ego sum

La     La dramática singladura del Open Arms parece abocada a un triste desenlace, pero la verdadera pesadilla empieza ahora. Ni se puede olvidar la criminal inanidad de la Unión Europea (UE) ante la crisis ni relativizar las responsabilidades concurrentes que han hecho del caso una suicida carrera de obstáculos. Al contrario, es el momento de levantar acta. Salvini y Sánchez han terminado admitiendo que fueran asistidos los menores no acompañados (tras negarles asilo la embajada española en Malta) y ceder un puerto para el desembarco de los restantes náufragos, respectivamente, a regañadientes y en el minuto de la agonía. Solo rectificaron después de comprender que el creciente malestar de la opinión pública podía perjudicar sus estrategias de poder (moción de censura el italiano y nueva investidura el español).

Pedro Sánchez y Federica Mogherini, juntos este sábado en Milán en...

Si Salvini, al impedir atracar al barco de salvamento en la cercana isla de Lampedusa en contra de lo dictado por la…

Ver la entrada original 1.134 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s